Las preguntas más frecuentes acerca de la campaña de vacunación contra el COVID-19 en Illinois

Preguntas mas frecuentes
Katherine Nagasawa / WBEZ
Preguntas mas frecuentes
Katherine Nagasawa / WBEZ

Las preguntas más frecuentes acerca de la campaña de vacunación contra el COVID-19 en Illinois

Este artículo es disponible gracias al apoyo del Pulitzer Center.

To read this story in English, click here.

Posiblemente tenga dudas en cuanto a qué significa para usted la campaña de vacunación contra el COVID-19.

Tenemos respuestas a sus preguntas acerca de cuándo y dónde se podrá vacunar y cómo le afectan los planes de distribución para el estado, Cook County y Chicago.

¿Cuántas dosis de la vacuna se han administrado en Illinois?

Chicago ha publicado el total de las dosis administradas cada día en una página web dedicada a la campaña de vacunación. (La página web se actualiza después de que varios días han transcurrido. Algunos datos solamente incluyen el total en cuanto a residentes de Chicago).

Tanto el estado de Illinois como la ciudad de Chicago reciben cargamentos semanales de la vacuna. Los datos que muestran cuántas dosis ha enviado cada compañía, Moderna y Pfizer y Johnson & Johnson los actualiza cada semana la CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades, por sus siglas en inglés).

¿A quién se le permite recibir la vacuna en este momento?

A fecha del 12 de abril, todos los residentes de Illinois que tienen mínimo 16 años de edad cumplen con los requisitos para recibir la vacuna. La población de adultos de Illinois (mínimo 18 años de edad) es de aproximadamente 9.8 millones de personas. A partir del 12 de abril, los residentes de Chicago pueden vacunarse fuera de la ciudad, pero los dirigentes de la ciudad van a esperar hasta el 19 de abril para permitir que toda persona de mínimo 16 años de edad pueda vacunarse en los centros de vacunación masiva de la ciudad.

¿Dónde podrá acceder a la vacuna?

WBEZ ha creado una guía con enlaces útiles a los sitios en los que hay vacunas contra el COVID-19 a disposición.

Piense usted dónde ha recibido la inyección contra la gripe/influenza en el pasado. Podrá ser una farmacia local, un centro o una clínica comunitaria, el consultorio de su médico, o incluso el sitio donde trabaja. Estos mismos sitios probablemente ofrezcan vacunas contra el COVID-19.

En términos generales, los hospitales, los centros de salud que reciben fondos federales, las grandes farmacias (por ejemplo, Walgreens, CVS), las pequeñas farmacias independientes y hasta supermercados que tienen farmacias, tales como Mariano’s y Jewel-Osco, están autorizados para aplicar vacunas.

Las empresas también pueden obtener acceso para su personal poniéndose en contacto con su departamento de salud local. En la mayoría de los sitios, no se puede inscribir uno en el mismo sitio — hay que tener cita de antemano.

¿Me puedo inscribir por adelantado para recibir la vacuna?

Si. Los residentes de Chicago pueden inscribirse para recibir mayor información en ChiCOVIDCoach. Las personas que cumplen con los requisitos vigentes pueden unirse a la lista de espera y se les avisará cuando hay citas a disposición a través de Zocdoc, asociado con la ciudad para programar las citas.

Los residentes de los suburbios de Cook County se pueden inscribir aquí. Lake County tiene su formulario de inscripción aquí. Los residentes de Will County se pueden inscribir aquí. Kane County tiene un formulario para solicitar información actualizada sobre las vacunas. DuPage County también tiene un sitio para solicitar mayor información. McHenry County le permite inscribirse para sus citas y también permite que los residentes se inscriban para recibir informes actualizados aquí.

¿La vacuna es gratuita?

Para usted, sí, supuestamente la vacuna misma es gratuita. Si uno se la pone en un sitio de vacunación administrado por la ciudad o por el estado, no debe costarle nada; por ejemplo, si se la aplican en un centro donde se puede manejar la vacunación a nivel masivo. Pero los profesionales médicos en otros centros y consultorios posiblemente puedan cobrar la aplicación de la vacuna. Se supone que a éstos se les reembolsará por medio del seguro médico privado o público del paciente.

Como parte de Operation Warp Speed, el gobierno federal le pagó a varias compañías los costos de desarrollar las vacunas. Dichos acuerdos también comprenden producir ciertas cantidades de dosis para ser enviadas a los Estados Unidos en vez de a otros países. Los funcionarios oficiales han afirmado y reiterado que nadie debe de tener que pagar la vacuna con sus propios fondos.

¿Es obligatoria la vacuna contra el COVID-19?

No. No hay ningún requisito a nivel federal o municipal que obligue la vacunación. Debido a que ambas vacunas siguen bajo autorización de uso de emergencia, no se pueden obligar a nivel gubernamental. Pero si usted no se la aplica, los expertos dicen que corre el riesgo de contraer el virus y contagiar a otras personas.

¿Qué vacunas han sido autorizadas?

Las vacunas de Pfizer y Moderna que requieren dos dosis y la vacuna de Johnson & Johnson que requiere una dosis han recibido autorización de uso de emergencia en los Estados Unidos.

Sin embargo, el 13 de abril, Illinois y muchos otros estados suspendieron el uso de la vacuna Johnson & Johnson mientras los reguladores federales investigan su posible relación con un tipo raro de coágulos de sangre, los cuales ocurrieron en 6 mujeres poco después de recibir la inyección.

¿Si me administran la vacuna, tendré protección inmediata contra el COVID-19?

No. En algunos casos, tendrán que aplicar dos inyecciones. No estará protegido hasta dos semanas después de recibir la dosis final. Y ponerse la vacuna no significa que uno tenga protección al 100%, al igual que cuando le ponen la inyección contra la gripe/influenza. Se nos está aconsejando a todos seguir guardando la sana distancia y usar cubreboca por un tiempo.

¿Sí ya tuve COVID-19, puedo dejar de ponerme la vacuna?

No, los expertos dicen que casi toda persona deberá recibir la vacuna. Los científicos todavía siguen estudiando cuánta inmunidad resulta después de la infección natural y cuánto podrían durar los anticuerpos protectores. Aunque es muy poco frecuente, es posible contraer dos veces el COVID-19.

Las vacunas que están actualmente autorizadas también protegen contra las variantes del virus que están en circulación. No está claro si una persona que estuvo infectada con COVID-19 está protegida contra las nuevas variantes del virus. Vale la pena notar que si ha contraído COVID-19 recientemente y recibió tratamiento de anticuerpos monoclonales o plasma convaleciente, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades recomiendan que se espere 90 días antes de vacunarse contra el COVID-19.

¿Si la persona ya está vacunada, todavía puede contagiarse de COVID-19?

Sí, pero es muy poco frecuente. En las pruebas piloto de las tres vacunas que han sido autorizadas actualmente por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), un porcentaje muy pequeño de las personas que recibieron la vacuna tuvieron casos leves del COVID-19. Sin embargo, las vacunas fueron 100% efectivas en prevenir la hospitalización y la muerte.

Los primeros datos indican que las vacunas previenen que las personas contagien a otras de COVID-19. Los científicos siguen estudiando los datos conforme mayor número de personas recibe la vacuna. Mientras más personas reciban la vacuna, menos oportunidades tendrá el virus de propagarse y de mutar, lo cual es clave para que termine la pandemia y la vida regrese a una nueva normalidad.

¿Cómo sabemos que la vacuna es segura?

Todo medicamento, inclusive las vacunas, pasan por ensayos rigurosos realizados en etapas antes de que se aprueben para el público en general. La vacuna contra el COVID-19 se ha desarrollado y se ha aprobado muy rápidamente porque es una emergencia. Esto no significa que los científicos hayan omitido algún paso importante. Estos son los pasos necesarios:

  • Ensayos preclínicos para ver si la vacuna funciona en modelos animales como los monos, los cuales tienen una fisiología similar a los humanos.

  • Ensayos clínicos en la Fase 1 para ver si la vacuna es segura en un grupo pequeño de participantes. Los científicos evalúan si esas personas desarrollan anticuerpos que ayudan a pelear contra las enfermedades.

  • Ensayos clínicos en la Fase 2 en las que se decide cuál es la dosis más efectiva para generar anticuerpos y al mismo tiempo ser tolerada por los pacientes.

  • Ensayos clínicos en la Fase 3, ensayos aleatorizados, los que se han anunciado en las noticias. Se realizan con un número enorme de participantes (los ensayos de Pfizer en esta fase se llevaron a cabo con más de 40,000 personas) y se dividieron en dos grupos. A un grupo se le dio la vacuna y al otro se le dio un placebo, es decir a este grupo no se le da la vacuna. No sería ético exponer a alguien al coronavirus. Por lo tanto, los investigadores esperaron a que los participantes en el estudio se enfermaran en el transcurso de sus actividades normales. Luego compararon el número de casos de COVID-19 entre esos dos grupos.

En la investigación de Pfizer, la mayoría de los participantes que se enfermaron de COVID-19 se encontraban en el grupo placebo, una cifra de importancia estadística que muestra que la vacuna funciona (de allí resultó la cifra de su eficacia al 90%). Vale la pena observar que esa es una cifra muy alta. Nadie esperaba que la vacuna contra el COVID-19 fuera tan eficaz.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos había establecido un nivel mínimo de eficacia al 50%.

¿La vacuna tiene efectos secundarios?

Estos son términos poco precisos. Si alguna vez usted ha sentido que tiene gripe después de que le dan la inyección contra la gripe/influenza, significa que la vacuna está funcionando.

Las vacunas activan el sistema inmune y el cuerpo necesita enfermarse levemente para desarrollar anticuerpos. El dolor de cabeza, la fiebre y el dolor corporal son simple y sencillamente señales de que el cuerpo está respondiendo. Entonces aunque uno pudiera experimentar ese tipo de síntomas después de que se le vacune contra el COVID-19, probablemente no hay nada que temer. Pero si le preocupa por cualquier motivo, llame a su doctor.

Traducción: Catalina Maria Johnson, periodista y traductora. La pueden seguir en twitter en @catalinamariaj.