¿Una megatienda o 120 pequeños comerciantes? ¿Cuál es la mejor alternativa para un vecindario?

¿Una megatienda o 120 pequeños comerciantes? ¿Cuál es la mejor alternativa para un vecindario?

To read this story in English, click here.

Como parte del proyecto 2020 Citizen’s Agenda, WBEZ ha elaborado reportajes sobre los temas que en fechas anteriores a las elecciones de noviembre, ustedes nos comentaron eran los que más les importaban.

Muchos residentes preguntaron acerca de la inversión, y el apoyo para las pequeñas empresas y la creación de empleos nuevos.

Hay un tema donde todos estas preocupaciones coinciden: Discount Mall en La Villita.

Este reportaje fue motivado por las respuestas del público a nuestra encuesta de residentes de Chicago.

Lo primero que hay que entender acerca del Discount Mall es que realmente no es un centro comercial, o por lo menos, no es el tipo de centro comercial que usted se podría estar imaginando.

Hay que imaginarse un tianguis permanente dentro de un K-Mart viejo.

“Este centro comercial se ve como un tianguis, va a parecer mercado, uno se va a sentir en México, dice la comerciante Kocoy Malagon, quien vende vestidos formales para quinceañeras, bodas o fiestas de graduación en un puesto que mide de 10 a 20 pies y está repleto de lentejuelas y satines. Los vestidos cuelgan desde lo alto y forman un techo con sus bastillas de encajes multicolores.

Malagón tiene razón. Usted va a sentir que ha viajado a otra parte. Ella es una de los 120 comerciantes en el Discount Mall quienes venden de ropa vaquera a piñatas a tarjetas de santos que son difíciles de conseguir.

Este centro comercial ha existido desde hace 30 años y está ubicado en una propiedad en la que se encuentran también un Walgreens, una clínica de salud, una taquería, una panadería mexicana, una lavandería y un estacionamiento enorme.

Mientras que la plaza misma se ve igual a decenas de otros centros comerciales de diversos vecindarios y no tiene nada en particular, su ubicación tiene una importancia simbólica. Se encuentra en el portal de llegada al barrio de Little Village y la parte de Chicago que se ha denominado su segunda milla magnífica, dos millas comerciales a lo largo de la calle 26 con cientos de pequeñas empresas familiares que responden a las necesidades de la comunidad mexicana de Chicago.

Los puestos en el Discount Mall comienzan al precio de $250 por semana por 10 × 10 pies, el local va de piso a techo, e incluye la electricidad y la calefacción. Es una barrera baja que puede superar fácilmente una empresa. Muchos vendedores han trabajado en sus puestos durante años.

Discount Mall vendor
Kocoy Malagón, dueña de Source Fashion Corp, hace arreglos y composturas de ropa dentro de su puesto en el Discount Mall. Manuel Martinez / WBEZ

Kocoy Malagón, dueña de Source Fashion Corp, hace arreglos y composturas de ropa dentro de su puesto en el Discount Mall. Manuel Martinez / WBEZ

Y mientras que las empresas pequeñas en todas partes adolecen debido a la pandemia, a los vendedores del Discount Mall les preocupa otra cosa: temen que un posible plan de reurbanización de la zona podría reemplazarlos con una megatienda, posiblemente un Target.

Al centro comercial lo vendieron a principios del año pasado, y los planes arquitectónicos para su reurbanización muestran nuevas tiendas modernas, pero sin Discount Mall. Esto detonó el pánico entre los vendedores y fomentó los temores de la comunidad que su barrio va a ser el próximo en ser afectado por el aburguesamiento.

“Este centro comercial representa toda nuestra vida”, dijo Malagón. Es más que un negocio. Es parte de nuestra vida, nuestras tradiciones”. Dice que los vendedores no se oponen al cambio, pero quieren tener voz y participación. “Queremos ser parte del progreso. No queremos desaparecer”.

Concejal Cardenas: Target no va a vender vestidos de quinceañera

El concejal de Little Village, George Cárdenas del Distrito 12, tendrá una influencia muy importante en la decisión de que si se elimina el Discount Mall y desaparecen los vendedores.

La aprobación de Cardenas será necesaria para cualquier plan de reurbanización de importancia. El nuevo dueño de la propiedad, Novak Construction, es una compañía del noroeste de la ciudad quien ha trabajado en casi 145 proyectos de reurbanización para Target y más de 200 Costcos. Pero Cardenas dice que la firma no ha compartido ningún plan detallado (aunque en junio, el concejal parecía saber más, al comentar sobre las ubicaciones precisas de un nuevo gimnasio y una repostería).

“Realmente no me he decidido en cualquier sentido, para ser franco”, dijo Cardenas recientemente en una entrevista con WBEZ. El concejal dice que se debe de hacer una investigación para averiguar, “Dónde hace sus compras la Villita? Donde se obtiene lo necesario para la casa, las toallas, tú sabes, las necesidades básicas que hay que tener para el baño?” Y “¿Tenemos algo cerca”?

Aunque esta serie de preguntas pareciera estar diseñada para apoyar una empresa que venda precisamente esas cosas, quizá una megatienda, Cardenas insiste que los vendedores pueden coexistir también.

“Target no va a vender un vestido de quinceañera”, dijo él.

Cárdenas dice que también lo motivan las preocupaciones ambientales y que quiere que los residentes puedan caminar — en vez de ir manejando- a conseguir los artículos que necesitan.

Los vendedores si parecen tener el apoyo de otro político importante: el congresista Jesús ‘Chuy’ Garcia. Aunque el demócrata no ha manifestado un punto de vista definitivo en cuanto al futuro del Discount Mall o el destino exacto de los vendedores, sí dijo que la comunidad debe de tener voz y participación en la situación.

“Un buen urbanizador va a lograr que la comunidad y los interesados y afectados participen”, dijo Garcia. “El llamado para que exista esa participación es legítimo, y le debe poner atención el dueño y promotor de la reurbanización en este caso”.

Garcia hizo énfasis en la importancia del sitio, este portal de una comunidad étnica que ha existido a lo largo de décadas. Dijo que algunos hábitos de adquisición están cambiando —una tendencia acelerada aún más por la pandemia— y que esto debe sustentar cualquier decisión acerca de cómo se va a remodelar la propiedad. También hizo hincapié sobre la importancia de preservar la vitalidad de la comunidad étnica de Little Village, tanto para sus residentes como para la ciudad entera.

Novak Construction se negó hablar con WBEZ. En vez de eso, la compañía mandó una declaración escrita que ya tenía tres meses de haber sido redactada, la cual dice decía en parte, “los rumores y la información equivocada han rodeado el tema de la plaza por meses.” Novak quiere entender mejor tanto el mercado como el barrio”, afirma la declaración.

Oliver Miranda Discount Mall
Oliver Miranda afina un Takamine enorme de 12 cuerdas dentro del Discount Mall. Manuel Martinez / WBEZ

¿Qué es lo que es mejor para un vecindario?

Por lo tanto, si la preocupación es el desarrollo del barrio, los empleos y la inversión en las comunidades de Chicago, ¿qué es lo que realmente es mejor para un barrio: 120 empresas pequeñas o una megatienda?

“Se darían ciertos beneficios de que viniera Target, pero también habría pérdidas”, dijo Eric Zwick, profesor de finanzas y economía en Booth School of Business de la University of Chicago.

Zwick dijo que convertir el centro comercial en una megatienda probablemente sería una ventaja para la ciudad, hablando de las ganancias que se generarían por concepto de impuestos, ya que probablemente habría un mayor volumen de ventas y habría menos ventas en efectivo, las cuales ocurren con mayor frecuencia en las pequeñas empresas.

¿Y si sube el valor de las propiedades? Eso implica aún más dinero para las arcas de la ciudad.

Y él supone que el dueño de la propiedad Novak Construction también ganaría más, porque una tienda como Target pagaría más en renta.

Pero los vendedores y los clientes del centro comercial rápidamente responden que una gran cantidad de empresarios pequeños también supone un beneficio para el barrio, y los economistas al igual hacen eco de muchos de los puntos que éstos presentan.

El dinero que ganan los vendedores se queda en la comunidad, dice Irais Miranda, quien vende y repara guitarras, acordeones y otros instrumentos.

“La gente que trabaja aquí en este centro comercial recibe sus sueldos y el dinero y se lo gastan en el mismo barrio”, dice Miranda. “Las compañías grandes como Target se llevan el dinero por fuera de la ciudad”.

Los vendedores calculan que entre dueños y empleados, trabajan en el centro comercial aproximadamente unas 400 personas. Miranda y su hijo Oliver indican que los ingresos de la mayoría de los vendedores son modestos. “Uno está ayudando a la clase media, y no al 1%”, dijo Oliver.

El Discount Mall atrae a mexicanos de todo el área del medio oeste, dicen los vendedores. Irais Miranda hace la broma que seguramente todos quieren ir al centro, pero “el primer lugar que quieren ver y conocer es éste”. Esto también ayuda a otras empresas en el vecindario, dijo Miranda.

Por ejemplo, un domingo reciente, una mujer que se identificó solamente como “Eli” se paseaba por el centro comercial con sus tres hermanas, todas de Skokie. Dijo que dudaba mucho que viajaría hasta La Villita sino fuera por el Discount Mall.

“Estoy comprando dulces mexicanos”, dijo, afuera de un puesto que tenía juguetes de plástico y cobijas para niños del suelo hasta el techo. “Es el cumpleaños de mi hija, entonces vengo hasta acá solamente por los dulces. Realmente nos encanta…se siente como México.”

Los economistas no sirven demasiado para medir el valor de factores como la cultura y el carácter, dice Zwick. Ahí es donde el proceso político juega un papel, porque “más o menos” trae a colación “que aunque quizá haya mayor valor económico en eliminar esto, el valor cultural se sobrepone”.

Y el que el barrio sea tan particular puede ser un punto que impulse su desarrollo, dice Nate Anderson, economista, con el Federal Reserve Bank de Chicago.

“Cuando existe algo único acerca de una comunidad, entonces, normalmente, la comunidad debería invertir en esos puntos fuertes, en vez de convertirse en algo parecido a cualquier otra comunidad”, dice Anderson.

Su colega de ese mismo banco, la economista Maude Toussant-Comeau, dijo que el factor económico no debe de ser el único que decida el futuro del Discount Mall.

¿Qué es lo que quiere la gente que vive allí? Esa es la pregunta que tenemos que hacer, dice Toussaint-Comeau. “Aunque yo soy economista, no creo que yo crea tanto en la ciencia de los números en comparación con lo que creo en la gente y la comunicación”.

Últimamente, aparte de vender vestidos y hacer arreglos y composturas de ropa, Kocoy Malagon se ha dedicado a organizar a sus colegas vendedores.

“Pagamos muchos impuestos”, dijo, “Creo que tenemos el derecho de que alguien escuche nuestra solicitud”. Dice que hay muchas vidas en la balanza.

“Es el sustento de muchas familias”, dijo Malagón, “¿Por qué una familia, en este caso la familia Novak… tiene el poder de eliminar a toda una comunidad”?

Linda Lutton cubre las noticias de los barrios de Chicago para WBEZ. La pueden seguir en twitter @lindalutton.

Traducción: Catalina Maria Johnson, periodista y traductora. La pueden seguir en twitter en @catalinamariaj.